Mormon Newsroom
Noticia Destacada

Transmisión de la Conferencia General Anual mormona número 184

Toca el corazón de muchas personas

La conferencia general de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se transmitirá en vivo a millones de televidentes en todo el mundo el 5 y 6 de abril. A pesar de su amplio alcance, la conferencia general prepara a los amigos y a los fieles para enfrentar los desafíos de la vida diaria de manera individual.

Una fuente de consuelo

Tal fue el caso de Clarissa Hoyle, ciudadana del Reino Unido y miembro de la Iglesia, quien dio a luz a su quinto hijo en 2012. Había algo diferente en la niña recién nacida de Hoyle. Su buen embarazo dio pocos indicios de que su hija Lilly requeriría cuatro semanas en la unidad de cuidados intensivos del hospital, o de que en última instancia sería diagnosticada con un desorden cromosómico poco común.

“El diagnóstico de Lilly es muy raro”, señaló Hoyle. “No se sabe mucho al respecto. No sabíamos lo que iba a pasar en nuestras vidas o con su expectativa de vida y estábamos muy estresados ​​por ello”. En abril de 2012, dos meses después del nacimiento de su hija, Hoyle sintonizó la conferencia general con su esposo e hijos.

“Vemos la conferencia general para recibir guía y dirección para nuestras vidas, para recibir revelación e instrucción actuales, y para recibir fortaleza”, dijo Hoyle. Esta vez, sin embargo, un discurso de Ronald A. Rasband, un líder que preside en la Iglesia, le tocó de una manera única y personal. “El élder Rasband habló sobre cómo su nieto también había sido diagnosticado con un trastorno cromosómico”, dijo ella. “Estaba completamente relacionado conmigo y con todo lo que habíamos pasado. Recuerdo que dijo que confiáramos en el Señor y eso realmente tocó mi corazón. Pensé, ‘Así es, sólo necesito confiar en el Señor y todo saldrá bien’. Sentí gran consuelo”.

Un mensaje de fe

La duda pesaba grandemente en David Jensen [el nombre ha sido cambiado], un Santo de los Últimos Días de los Países Bajos. A pesar de ser un miembro activo y líder en su estaca local (similar a una parroquia), algunas experiencias difíciles le habían llevado a cuestionar sus creencias y su confianza en Dios. Comenzó a asistir a la adoración del domingo con menos frecuencia y, finalmente, dejó de asistir.

“Pensé que como persona, sabía qué era lo mejor”, dijo Jansen. “Estaba a punto de no ir a la Iglesia nunca más”. Ante la profunda incertidumbre de su sendero espiritual, Jansen se volvió hacia la conferencia general y escuchó las palabras del élder Dieter F. Uchtdorf, Segundo Consejero de la Primera Presidencia de la Iglesia.

“Estaba viendo la conferencia en casa con mi familia, cuando el presidente Uchtdorf dijo la poderosa declaración: ‘Duden de sus dudas antes que dudar de su fe’”, dijo Jansen.  “Eso realmente llegó a mi corazón. Me di cuenta de que había reemplazado todo lo que tenía, mis tesoros espirituales, por el pensamiento de que yo sabía más que Dios. En ese momento, decidí cambiar”.

Un fundamento de prioridades

El enfoque del Santo de los Últimos Días, Charles Defranchi, en cuanto al tiempo y manejo de recursos está influenciado por un discurso de la conferencia general, titulado “Bueno, mejor, excelente”  del élder Dallin H. Oaks, miembro del segundo cuerpo gobernante de la Iglesia. El especialista en comercio, de origen camerunés, trabaja para el Departamento de Comercio en la Embajada de EE.UU. en París y es un especialista en el sector de la tecnología de la información. Hace casi dos años, Defranchi fue elegido para ser el líder mundial del equipo de tecnología de la información y comunicación, una posición en la que ahora dirige y motiva a un equipo internacional de 130 personas.

"He estado usando ese discurso de la conferencia general para motivar a mis compañeros de equipo a desarrollar un nuevo paradigma en la forma en la que sirven a las empresas estadounidenses de alta tecnología que vienen a ellos para recibir asistencia en exportaciones", dijo Defranchi. “No menciono al élder Oaks o a la Iglesia, pero he utilizado algunas de las ideas del discurso para mostrarles por qué ellos no están engañando a nadie al centrar sus esfuerzos en las empresas que se benefician más con el dinero de los contribuyentes , en el contexto de los escasos recursos del gobierno”.

Defranchi señaló que este enfoque ha llevado a sus colegas a trabajar en proyectos interesantes que darán un mejor rendimiento para la economía estadounidense. Según Defranchi, los beneficios de una priorización reflexiva también se aplican en las esferas personales de su vida.

“Hay muchas cosas que son buenas en la vida, pero no puedes permite el lujo de llevar a cabo todo lo que es bueno”, dijo Defranchi. “El élder Oaks habló sobre eso,  tenemos que centrarnos siempre en lo que es excelente y no sólo en lo que es bueno o mejor, porque es así como logramos lo excelente en nuestras vidas, relaciones, tiempo y servicio en la Iglesia”.

La conferencia general 2014

La sesión número 184 de la conferencia general anual de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se llevará a cabo el 5 y 6 de abril a las 10:00 h y a las 14:00 h, hora de Salt Lake, Utah, EE.UU. Las conferencias generales se llevan a cabo cada mes de abril y octubre e incluyen cinco reuniones de dos horas cada una que se efectúan durante dos días. Durante las conferencias, los líderes de la Iglesia hablan sobre una variedad de temas espirituales, dirigiéndose a los Santos de los Últimos Días, así como a los representantes gubernamentales, religiosos y comunitarios y a otros invitados.

Una transmisión en vivo estará disponible para los espectadores en LDS.org and in YouTube

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.